Top 10 mejores elencos de personajes del anime y manga

Este top está 100% influenciado por mi opinión personal, cuyos argumentos son tan subjetivos como discutibles. Si en este top no ves una serie que crees que debería estar al final dejo un link a mi lista de anime para que compruebes si tuve el gusto de verla.

Normas del top: cada uno de los puestos representará los personajes TANTO PROTAGONISTA COMO SECUNDARIOS. No valoro la calidad audiovisual, tampoco el argumento en sí  y ni mucho menos la fama, valoraré lo trabajados que están los personajes en su conjunto tanto en factores de guión y dirección.

Menciones especiales: El anime y manga de Berserk tiene a mi parecer el mejor protagonista de anime jamás escrito pero la serie peca de no compartir esa calidad con los secundarios así que queda “descalificada”, el caso contrario para Shinsekai yori, serie que tiene buenos secundarios pero los protagonistas no llegan al mismo nivel, así que también “descalificada”. También me gustaría mencionar a Baccano!DurararaLeyenda de los héroes galácticos, he oído bastante bien de ellas en la parte de personajes pero no las he visto. Dicho todo empecemos:

Read More

18 cosas que no sabías de Oyasumi Punpun

Antes de empezar me gustaría aclarar qué voy a hacer: esto está dividido en dos partes, una parte en la que digo cosas un poco más banales y anecdóticas del manga y en la segunda (a partir del número 9) me dedico a explicar la mayoría de interrogantes respecto a este enrevesado manga. Y sí, explico teorías que explican por qué es dibujado como un pájaro.

¡¡ALERTA SPOILER!! Y son señores spoilers
Read More

¿Por qué School Days es una serie buena en cierta manera?

Esto no es bajo ningún concepto una opinión objetiva, ALERTA SPOILERS, no he leído ni jugado nada de School Days antes de escribir esta opinión, ni tampoco me importan, sólo me he visto la serie una vez, aviso que me gusta irme por las ramas para argumentar las mierdas que se me ocurren, quiéranme:

tumblr_m3vj4o3Rhp1r3zat8.gif

School days es una serie profunda

Me hace gracia ver cómo mucha gente piensa que algo profundo es sinónimo directo de calidad intachable sinceramente me hace más gracia ver vídeos de cabras gritando en YouTube pero sigamos. Antes de seguir me gustaría aclarar la definición de “profundidad“: una obra profunda es toda obra que dice más cosas que las que se ven a simple vista o de manera explícita.

No toda obra profunda es directamente buena, de hecho podemos utilizar esta definición en contra de una serie: Star Wars VII es una peli profunda, es una peli donde nos dicen que si has nacido con el talento sin trabajo eres capaz de superar a la gente que dedica su vida a dicho oficio. De hecho saliéndonos un poco de la necesidad de encontrar la calidad de una obra en su parte oculta, Breaking bad no es una serie que se haya ganado su fama por su profundidad, sino por el hecho de saber crear una historia tanto interesante como envolvente.

Sabiendo ya que nosotros decidimos si la profundidad de una serie y su tipo de mensaje hace a una obra subjetivamente buena o mala ya podemos entrar en el anime, donde hay unas cuantas obras las cuales sus fans siempre recordarán con una sonrisa por lo que nos enseñaron y sobre todo: cómo nos lo enseñaron.

Tatami galaxi nos enseñó que da igual las circunstancias aleatorias que nos sucedan en nuestra vida, ya que es nuestra personalidad y ser el que nos permite lograr ciertas metas o no independientemente las circunstancias externas. Welcome to the NHK nos enseñó cómo el echarle la culpa de todo el mal del mundo a una entidad imaginaria puede ser útil para dejar de autolastimarnos con nuestros propios sentimientos y saber gustarnos a nosotros mismo por cómo somos. ¿Qué nos enseña School days?

School days es una serie que funciona

En el lenguaje del guionismo, una novela, serie, película que funciona es aquella que responde con exactitud qué pasaría en situaciones tanto verosímiles como imaginarias. Volviendo a ejemplos: Evangelion responde a las preguntas ¿Qué pasaría si dejásemos el destino de la humanidad en manos de adolescentes? o ¿Qué sucedería en caso de que una organización utilizase adolescentes para combatir en mechas?

El harem es un género demasiado recurrido en el anime, y creo que es ahí donde School days se convierte en una serie con sentido.

Un harem típico en el anime es así: un protagonista sin personalidad ni actitud definida, un montón de chicas monísimas alrededor, TETAS, capítulo de piscina, capítulo de festival escolar, MÁS TETAS, viva japón y su tendencia a crear clases llenas de ninfómanas que no tienen ningún amigo del sexo opuesto. Y sobre todo sobre todo: HONESTIDAD Y TEMPLANZA PARA NUNCA APROVECHAR LO QUE LE CAE DEL CIELO.forgot-to-turn-my-swag-off-before-bed-woke-up-covered-in-bitches.jpg

Es justo aquí donde School Days se empiezan a reconocer sus logros: el protagonista no se queda cual maricón que no aprovecha su situación y no se limita por algún tipo de nobleza o yo qué sé. Y ESTO ES EL ÚNICO PUNTO EN EL CUAL LA SERIE SE CONVIERTE EN ALGO COMPLETAMENTE DIFERENTE A LO QUE VIENEN CONSTRUYENDO OTROS HAREMS.

School days nos cuenta entonces cómo se comportaría un protagonista sin personalidad si se viese envuelto en las situaciones corrientes de los harems clásicos. Y TAMBIÉN COMO SERÍA EL DESENLACE DE TODOS LOS HECHOS.

¿Qué hace especial a School Days?

Todo lo anterior lo he explicado para llegar a esta conclusión

La serie en sí: es mala, de hecho no la recomendaría. Por mucho que funcione sigue siendo una historia sobre un personaje sin personalidad que se va follando a nenas que tampoco presumen de tener capas de personalidad tipo personajes de Berserk. Los últimos capítulos son a mi parecer los mejores capítulos porque concluyen con el siguiente mensaje que la serie viene construyendo:

El harem es mierda

La serie termina con situaciones absolutamente escalofriantes y tan fuera de tono frente al género del ecchi escolar que como conclusión nos dan una visión de lo que pasaría si los harems escolares se llevaran a cabo. No es tanto si tal personaje fingió estar embarazada o hay ciertos detalles de tal episodio, es a grandes rasgos cómo analicé esta serie.

Tengen Toppa Gurren Lagann lanzaba siempre el mismo mensaje de “fight the power” para darle más fuerza y aquí la serie entera funciona como medio para enseñarnos lo nocivo que es el género.

Con esto concluye mi artículo y opinión, espero haber sido claro expresando lo que quería decir y qué sé yo. Gracias por su tiempo, me voy a ver vídeos de cabras gritando.

 

CRÍTICA AL ANIME NO GAME NO LIFE

Buenos días, tardes o noches. Para hoy traigo una crítica al popular anime “no game no life”.

no-game-no-life-anime-characters-1920x1080

Me parece que como ocurre con la música y la industria cinematográfica, los estudios de animación japonesa se están viendo también arrastrados por la misma ola de la comercialización. Cada año se sacan cientos de animes que atienden a las modas del momento, y esto las condena, junto a las susodichas modas, al olvido. Y No game no life no es una excepción.

“No hay vida sin juegos” fue un anime estrenado en la temporada de primavera de 2014, dura 12 capítulos y está dirigida por el estudio Madhouse, que en la misma década creó Hunter x Hunter y BTOOOM!. Entre sus géneros destaca la comedia, la aventura, el ecchi y el sobrenatural.

La idea con la que arranca la serie es curiosa y a la vez no: dos hermanos: Sora (chico, 18 años) y Shiro (chica, 11 años) son dos ninis (personas sin estudios ni trabajo) adictos a los videojuegos (físicamente cuidadísimos, pero esto es una anime y se permite, supongo) en los que derrotan a todo Internet llegando a ser una leyenda conocida como “los blancos”, porque sus cuentas tenían sus nombres en blanco (interesante el hecho de que “shiro” significa “blanco” en japonés, perdón por la redundancia). Un día reciben un e-mail de un desconocido que LES TELETRANSPORTA A UN MUNDO FANTÁSTICO DONDE TODO EL CARÁCTER DIONISÍACO DE LA VIDA DESAPARECE SIENDO EL JUEGO LA MANERA DE SUBSISTIR EN ESE SITIO, literalmente, un mundo donde unos ladrones no te pueden robar si no te vencen a la oca… ¿QUÉ COJONES?

Ahora entenderéis mi párrafo sobre la comercialización del anime: ¿los MMORPG están de moda? pues hagamos SAO ¿los shounen están de moda? pues os presento Fairy Tail (ojo, al menos éste último tiene más calidad que estos dos) ¿los juegos están de moda? Pues aquí viene No game no life, una excusa para poner a dos supuestos cerebritos en un mundo donde puedes derrocar a un rey ganándole a las cartas.

Quizá luego el tema de las razas le mete algo de interés y luego justifican todo diciendo que no pertenecían al mundo real, pero me sigue pareciendo el típico anime para adolescentes autoproclamados “gamers”.

59689157

Antes de seguir con los graves defectos que se ven en la serie he de recalcar algunos aspectos que están bastante bien frente a la media:

La comedia es divertida, no se vuelve repetitiva y es original, los seiyuus (actores de voz japoneses) tienen talento y saben cómo hacer los grititos y demás, y las bromas siempre te sacarán una sonrisa (aunque a veces las mezclan con los momentos de tensión y como que no). La banda sonora está genial y opening me gustó mucho (me parece que este es otro de los animes que te ves por el opening).

La animación es otro punto muy fuerte, ofreciéndonos unos paisajes y diseño de personajes muy coloridos, y una dirección bastante acertada en lo audiovisual, es entretenida y no cansa. El ecchi también suma puntos, pues no es lo típico de chico ve a chica desnuda, chica se enfada y chica pega a chico.

Volviéndonos a poner serios los personajes… bueno, la gran mayoría están estereotipados: Sora es el “triunfador vacilón carismático” (incoherencia, porque se quejaba de antiguo mundo aun teniendo el carácter necesario para triunfar en él, es como si Superman se quejase de la Tierra porque no consigue defenderse de un delincuente de tres al cuarto, de todos modos no es único defecto que tiene este protagonista, los cuales diré más adelante), Shiro es una loli y el principal motor del incesto en la serie (algún día viajaré a Japón con una escopeta), Stephanie es la protagonista del ecchi de “no hay vida sin juegos”, por otro lado es bondadosa, inocente y rica (cuánta creatividad). Luego mejor hechos están Tet (Minorin con ropa nerd), Izuna (una nekogirl tsundere) y Jibril (un ángel con las alas en el culo, aunque sinceramente el personaje que más me gustó).

no-game-no-life-stephanie-dora-sora-shiro-jibril-wallpaper-1920x12001

El argumento y protagonistas son dos de las tres ruedas que forman el triciclo que es la parte mala de este dibujito oriental, la última es que… bueno, es una serie que está mal escrita, y sobre todo en la parte de los juegos:

Para empezar (este error también lo cometió Sword Art Online) el hecho de que hayan establecido la regla de oro de “los blancos siempre ganan” quita toda la tensión que supone el juego, pues a partir de la segunda vez que gana ya se sabe que Sora y Shiro ganarán siempre, (esto por cierto existe y se llama “plot armor”).

Y luego…  es evidente que hay que notar cuán enrevesados están hechos los juegos, movimientos y tácticas, siempre fieles a las reglas de ese mundo, para los cuales tuve que parar el reproductor mil veces para entender qué pasaba y la verdad: un anime que te escupe a la cara cientos de estrategias por segundo NO lo convierte en un anime para gente atenta. Si quieres montar un dibujito inteligente debes crear un argumento interesante e ingenioso en el cual los personajes se enfrentan a lo que se tengan que enfrentar mediante planes que hayan ideado de manera creíble y sin necesidad de ese plot armor, vomitar planes rebuscadísimos sobre un argumento que roza lo estúpido y mencionar cuatro leyes físicas entre medias NO es montar un dibujito inteligente. También, el hecho de que el protagonista sea capaz de anticiparse tanto a los movimientos de los demás creando en décimas de segundo estrategias inverosímiles y ponerle como un fracasado social que luego pasa a tener una oratoria propia de dictador NO FUNCIONA (perdí la fe en él cuando hizo el truco de la moneda). Por tanto observad el fracaso: la serie me pareció más absurda en las partes donde pretendía ser perspicaz (como se nota que es la adaptación de un manga adaptado a su vez de una novela ligera).

Por último es una serie inacabada, y aún no se sabe si será un anime más sin terminar y pasará al olvido (que por cierto ya está empezando a hacerlo) como muchas otras.

En conclusión he de mencionar que es mi opinión y puedes estar de acuerdo o no, además como dije es entretenido a ratos y tiene una animación impresionante. Si lo que queréis ver son duelos de ingenio en un buen argumento recomiendo Death note o Code geass (las cuales aun teniendo elementos fantásticos, estos son desarrollados de manera que hasta parecen creíbles), siendo No game no life un anime para pasar el rato con gran nivel en el ámbito visual y que te sacará una sonrisa como mínimo. Le doy, a “no hay vida sin juegos”, la puntuación de 4 sobre 10.

No-Game-No-Life-HD-Background-Wallpaper

Reseña de Monster (Anime)

Hola surfeadores de Internet, esta es mi primera crítica de anime así que qui… ¿A QUIÉN LE IMPORTA? Al turrón, les presento una crítica a Monster.

Monster-Wallpaper-HD-1024x768

Todos los años se estrenan nuevos animes, estos están dirigidos habitualmente hacia un público adolescente. Teniendo en cuenta que es muy fácil hacer moe, hacer fanservice, hacer chinos con una katana que lanzan fuego por los ojos y rayos por el culo (básicamente eso es lo que hace Sasuke), desde la mente de Naoki Urasawa vino Monster, un anime para un supuestamente para público adulto, y la verdad: no sé por dónde demonios empezar a lanzarle tanto rosas como mierda.

El “Monstruo” es un dibujito animado japonés estrenado en abril del 2004 y finalizado en septiembre de 2005. Fue llevado a cabo por el estudio Madhouse, un estudio que demuestra que sabe ganar fanboys: Death note, Black lagoon, Highschool of the dead, Tatami galaxi, etc.

La historia trata sobre el Doctor Kenzo Tenma un neurocirujano japonés en Alemania que salva la vida a un niño llamado Johan, el cual escapa del hospital en su etapa de recuperación. Nueve años más tarde ese niño se convierte en un asesino en serie y Tenma tiene la obligación moral de matar a la persona que salvó la vida una vez.

El comienzo de este manga es muy bueno. La misión del autor de crear un ambiente de tensión está logradísima: el dibujo hiperrealista que transmite seriedad, el transcurso de acontecimientos tanto trágicos como brutales, la relación protagonista-antagonista y el plan que se va desvelando LENTAMENTE con el avance de los capítulos. Y no solo eso, sino que va historia se desarrolla de manera interesante de acuerdo con la cantidad de conceptos e ideas que va manejando. Cada vez la historia se vuelve más interesante en lo que se refiere a temas de suspense. Y eso es sin duda el mejor logro de la serie.

Pongámonos con el protagonista: ES UN PUTO MORALFAG DE MIERDA.

 

Pongámonos con el protagonista: Kenzo Tenma (un maldito moralfag) es un cirujano japonés ESTO ES ANIME, característico por la absurda necesidad del autor de hacer que quede bien en todas las jodidas escenas utilizando valores éticos. NO SÉ QUÉ MIERDAS PRETENDÍA URASAWA CON ESTE PROTAGONISTA. Una serie supuestamente madura que va sobre la psiques de los personajes no puede tener un personaje tan jodidamente bueno porque no está afrontando la realidad, sino huir de ella, que es lo que hacen los shounens de peleas. El protagonista no cambia en toda la serie y más que un adulto responsable parece un niño que repite todo el rato los valeres etiquísimos que le enseñaron sus papás, y por si no fuera poco la serie trata de apoyarlo cuando la vida en realidad NO ES ASÍ.

En los secundarios tienen problemas similares. Si bien no son tan desastrosos como el protagonista sí que es verdad que muchos de los más influyentes no tienen capas de personalidad, sino que parecen más bien un conjunto de ideas por persona, no llegan a ser estereotipos pero dejan bastante que desear, y eso es bastaste evidente en el final. Sin embargo puedo callarme un momento la boca porque está Eva. Esta borracha con cara de puta es con diferencia el mejor personaje de todo el show. Parece que es la única que encajaría en una serie madura debido a la mezcla entre crueldad, fragilidad, miedo y orgullo que tiene. Además su evolución y conclusión que tiene si bien es un poco optimista es genial.

125727

Los enemigos son el punto fuerte de la serie: hay antagonistas secundarios como Roberto o Franz Bonaparta, pero el que importa de verdad con diferencia es Johan Liebheart. El centro de toda la serie y sin duda uno de los mejores villanos que he visto en el anime. Se le podría describir como “innovación acertada“, pues se trata de un ser sin sentimientos, personalidad, sueños o valores, y aún así tan bien construido, con pasado detallado, presente e incluso futuro. Un punto excelente, aunque no tanto como Eva personalmente.

El soundtrack de Kuniaki Haishima está muy bien y se adapta perfectamente, pero no es tampoco impresionante.

Otro tema en el anime es la psicología, la historia suele concentrarse mucho en la psique de los asesinos, es de poco extrañar que algunos personajes influyentes son psicólogos. Monster se concentra en la experimentación con la mente más que otra cosa, y se puede sobre todo en Johan. Se hace muy bien, ya que es el punto central de la serie. Por otro lado es destacable el manejo de la historia de Naoki Urasawa y la manera con la que trata temas como las antiguas guerras y los conflictos políticos tras la caída del muro de Berlín (aunque a veces meta villanos nazis de caricatura). Siendo uno de los puntos más destacables en el anime.

Antes puse en mayúsculas la palabra “lentamente” y no lo hice porque sí. Es una serie muyyyyyy lenta, superando en este punto incluso a Death note, a no ser que te metas mucho en la historia va a resultar un gran COÑAZO. Da muchas veces la impresión de que no avanza nada. Además el exceso de temas de historia o psicoanálisis puede resultar densísimo (destacando que por el contrario nunca se explica exactamente el significado del cuento del monstruo sin nombre).

La animación está normal, dado que el fuerte es el diálogo no se aprecia prácticamente acción: ni da vergüenza ajena ni sorprende.

A su dibujo le corresponden las palabras “innovación imprudente“. Es la mayor causa del desconocimiento de este dibujito, provocando un alejamiento de las personas acostumbradas a chiquillas flaquitas moe. Puede que haya dicho antes que dé seriedad al argumento, pero el hecho de que sea tan diferente da la sensación de que parece que hubiese sido mejor que hubiesen cogido e hiciesen una serie con actores reales. Además, los ojos son muy pequeños y los ángulos mandibulares están demasiado separados, aunque las narices me gustaron.

Antes de meterme con el final me gustaría meterme con la fama que tiene de ser el anime maduro para gente madura“. Me hace gracia porque si me fijo, si bien tiene una historia bien estructurada excepto por el final. Hay muchos aspectos que son muy propios de los shounens de peleas de los cuales los fans siempre pierden el culo por alejar. El protagonista moralfag, los nazis de caricatura, los flashback que llegan a la mente, los power-ups que sufre Grimmer, los movimientos de cámara hacia el cielo cuando hay un disparo, etcétera etcétera. Esto: no son cosas de una serie hiperadulta como es defendida.

El último punto negativo es el final [ALERTA SPOILER (fin del spoiler al final del párrafo)]. Se podría definir como fracaso, porque además el final se acerca muy bien, con el dramatismo, la épica pelea de Lunge y Roberto, la triste muerte de Grimmer, pero todo se fue a la mierda cuando un puto borracho de mierda dispara a Johan, siendo él en lugar de Tenma, que se había estado preparando durante toda la serie. No solo con eso Johan no muere y TENMA LO VUELVE A SALVAR, aunque fiel a su personalidad tiró 72 episodios a la basura. Luego el último episodio habla sobre cómo acabaron los personajes y en las últimas escenas Johan confiesa algo que pudo haber cambiado toda la historia y luego se ve lo que parece la cama donde Johan estaba en coma vacía, con indicios de que éste se había fugado. Es por tanto necesario tomárselo todo de manera metafórica: Tenma (la vida y la voluntad de vivir) trata de vencer (esquivar) a Johan (la muerte, de hecho menciona la muerte antes de señalarse a sí mismo), pero cuando Tenma (vida) se da cuenta de que Johan (muerte) ha sido abatido por el borracho (miedo y desesperación humanas), lo salva (la vida enseña que sin la muerte no puede existir ella misma, algo parecido a Cuentos de Terramar, supongo). Y luego está la otra metáfora de la desaparición de Johan como el “final del monstruo”. Aún así, ya que se trata de un thriller realista, esta pesadez viene quizá fuera de tono, lo que nos supone un final muy muy muuuuuuuy MUY MUY mejorable.

[FIN DEL SPOILER]

Como conclusión me siento un poco ambiguo, la serie tiene muchísimos muchísimos patinajes, aunque tenga un par de cosas bastante buenas. Las serie en sí está bien, pero no la recomendaría, el anime como medio ya tiene muchas cosas con calidad de historia las cuales manejan sus elementos de manera más acertada como Gankutsuou o Death note, y si bien no me los he acabado por ahí Internet dice que Leyenda de los héroes galácticos y Code geass son la segunda venida de jesucristo. Le doy, al monstruo, la puntuación de 6,8 sobre 10.

Monster-anime-background-wallpaper